Asere Que Bola - A Cuba, esa loca y maravillosa isla
Vuoi reagire a questo messaggio? Crea un account in pochi click o accedi per continuare.
Cerca
 
 

Risultati per:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Chi è online?
In totale c'è 1 utente online: 0 Registrati, 0 Nascosti e 1 Ospite :: 1 Motore di ricerca

Nessuno

[ Guarda la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Aprile 2021
LunMarMerGioVenSabDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Ven 3 Mag 2013 - 1:30

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Cine_3D

parece un nuevo negocio exitoso..
che dici Pupito..adattiamo un cuartico li' da te con el suegro alien che fa da proiezionista? Twisted Evil

------------------------------------------------------------------------------------



http://www.diariodecuba.com/cuba/1367494812_3056.html

algunos se anuncian por internet y pagan impuestos, otros funcionan clandestinamente. Es uno de los negocios del momento entre los cuentapropistas.




Algunos se anuncian por internet. Y pagan impuestos al Estado. Otros funcionan por la izquierda. De cualquier manera crecen como flores por La Habana.

Todos radican en casas particulares. Los precios varían entre uno y tres CUC con derecho a una bolsa de rositas de maíz y un refresco. También venden helados y cervezas, ron, vodka y whisky para los adultos.

Hay tandas para niños, adolescentes y jóvenes. Y sesiones solo para mayores con películas de terror o violencia. Estos cines 3D privados tienen una amplia colección de filmes en tercera dimensión.

Avatar o Tintín, ahora mismo provocan furor entre los pequeños. En la barriada de La Víbora ya existen varios cines 3D. Uno de ellos está situado en una casa a un costado de la otrora escuela primaria Pedro María, hoy un ruinoso cascarón derruido.

Asisten tantos niños, jóvenes y adultos que Roinel, el dueño, hace las reservaciones con días de antelación. La vivienda posee climatización y un pequeño bar de madera y metal. Alrededor de veinte sillas plásticas amarillas y blancas, cuatro amplios sofás y tres banquetas de patas altas.

En una de las tandas del último sábado, el improvisado cine en tercera dimensión estaba a reventar. Cada sesión dura dos horas. "Es tremenda la acogida que ha tenido el 3D. Es una experiencia única y a la gente le está encantando. En un día tengo hasta cinco tandas a casa llena", cuenta Roinel.

Tiene 40 gafas polarizadas. Una formidable pantalla plana de 60 pulgadas y un proyector especial para filmes en tercera dimensión. Cuando se le pregunta a Roinel por las ganancias responde con una sonrisa. "Estoy ganando bastante dinero", dice sin dar cifras. El Estado verde olivo, dueño del 90% de las empresas en Cuba, ya mira con ojo de águila al nuevo negocio de cines 3D particulares.

La primera exhibición pública auspiciada por el ICAIC se efectuó en la provincia de Camagüey, a poco más de 500 kilómetros al este de La Habana, durante un evento de crítica cinematográfica, el pasado mes de marzo. "Fue más simbólica que otra cosa, porque solo teníamos 20 gafas, pero a los efectos históricos sí debe quedar como la primera exhibición en un espacio público por parte del Estado", contó a la agencia española EFE el crítico de cine Juan Antonio García Borrero.

Según funcionarios del ICAIC, el organismo estudia la posibilidad de adaptar una pequeña sala en su sede de la calle 23 y 12, Vedado, para proyecciones en tercera dimensión. Como siempre sucede, van a la zaga de la creatividad mostrada por los trabajadores por cuenta propia.

El equipamiento de estos cines 3D particulares llega a la Isla gracias a parientes radicados al sur de La Florida o cubanos casados con extranjeros. Aunque ahora esté causando entusiasmo el cine 3D, este tipo de experiencia no es novedosa en Cuba. "En los años 50, en varias salas de La Habana se exhibieron películas con la técnica de 3D anáglifo, rojo y cian. Lo nuevo ahora son las gafas polarizadas", cuenta un cinéfilo capitalino.

De acuerdo a datos oficiales, Cuba cuenta con poco más de 300 salas cinematográficas, con formato de 16 y 35 mm. La mayoría fueron edificadas antes de la revolución. En la actualidad, los cines que funcionan presentan fuertes deterioros y no poseen el equipamiento tecnológico para dar el salto al 3D. Otros han desaparecido o transformados en escuelas de malabaristas, teatros de compañías mediocres y almacenes de objetos ociosos.

Una entrada al cine es muy barata en la Isla: dos pesos (diez centavos de dólar). Ya hablar de comodidad es otra cosa. Se pueden contar con los dedos de una mano las salas climatizadas, acomodadoras con linternas y baños higiénicos.

Aquellos tiempos de matinés infantiles en el viejo cine del barrio, donde los niños veían por vez primera a Chaplin y las comedias del Gordo y el Flaco, han quedado atrás. Esa magia de una sala oscura y una pantalla grande ha empezado a ser sustituida por los nuevos cines privados en 3D que proliferan en La Habana. La diferencia radica en que la experiencia bien le puede costar a una familia el salario de una quincena de trabajo.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Ven 3 Mag 2013 - 2:04

Non aspettatevi però i multisala presenti ormai in tutto il mondo. I cinema 3D qui, almeno per ora, sono una versione criolla. All’Avana ce ne sono diversi, da quello nel bar 3D del comico Robertico (forse il primo) praticamente sul Malecon vicino al Melia Cohiba, ai tanti privati in diversi municipi dell’Avana ed immagino un po’ in tutta Cuba.
Io sono stato in uno a La Lisa dove vivo, che è in una stanza di una casa privata attrezzata a cinema con un TV 3D 40″ della LG, uan ventina di scomode sedie. I proprietari hanno una ventina di occhialini ed una buona varietà di film in spagnolo il che permette loro, almeno nel fine settimana di fare 4/5 proiezioni giornaliere con una media di almeno 15 spettatori a proiezione. Il costo del “biglietto” è di 1 CUC a film, ma c’è da considerare che La Lisa è un municipio popolare, in Playa o Vedado chiedono anche 3 CUC.
Raul Lorenzo con cugini ed amici ha visto L’Isola del Tesoro e Madagascar 3, noi la sera Final Destination 5 e l’ultimo Man in Black.
http://www.cubanite.net/

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da pupas Ven 3 Mag 2013 - 9:21

Se dico una cosa del genere al suegro come minimo mi chiede di tirar su una sala apposita, chiamare il carpintero per le sedie e ... un bagno in sala non ce lo mettiamo?

Ci penso un attimo.
pupas
pupas

Messaggi : 1603
Data d'iscrizione : 13.05.12
Carattere : vinagre balsamico y segugio

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da pupas Ven 3 Mag 2013 - 9:22

Però non è male come idea.
pupas
pupas

Messaggi : 1603
Data d'iscrizione : 13.05.12
Carattere : vinagre balsamico y segugio

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da arcoiris Ven 3 Mag 2013 - 10:04

pupas ha scritto:Però non è male come idea.

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... 1869925673

Conozco gente en S.Clara que tiene un banco de dvd y se gana un buen dinerito

_________________
Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Cuba_f10
arcoiris
arcoiris
Admin

Messaggi : 15647
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 44
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Lun 10 Giu 2013 - 1:04

by Pablito55



en la HAB hay un fanatismo p'ir a ver
pelis en 3D.

Hay casas que se han organizado p'eso...

Increible...
como el plato vacio (ni arroz con huevo...)
pero el iPHONE al lado
o la pantalla plana de 42 pulgadas...
(tipico cubano)

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Lun 28 Ott 2013 - 2:33

http://www.diariodecuba.com/cuba/1382866587_5677.html

El régimen amenaza a los exhibidores de cine en 3D

Preocupado por la alta asistencia de público, el Ministerio de Cultura advierte a los cines privados que 'deben cumplir la política cultural de la revolución'.




Funcionarios gubernamentales afirmaron este domingo que la exhibición de cine en 3D, por parte de privados, es una "actividad ilegal" que podría "regularse", pero bajo "los principios de la política cultural de la revolución".

"Los principios de la política cultural de la revolución cubana, que rigen las instituciones culturales, son los mismos que existen para vendedores de CD-DVD, propietarios de paladares que contratan o invitan a artistas para que actúen en sus establecimientos, para quienes hacen películas, y para los cuentapropistas en general", advirtió Fernando Rojas, viceministro de Cultura.

Según el comisario, dicha política "debe ser cumplida sin excepciones, porque es para todos: para el vecino del barrio que pone música en su casa, para el que 'quema' discos..., independientemente de que ahora sea mayor el acceso a las nuevas tecnologías".

"¿Qué hacer entonces: prohibir o regular? Creo que se trata de regular, a partir de una premisa fundamental: el cumplimiento por todos y todas de lo que establece la política cultural", advirtió Rojas, según el diario oficial Juventud Rebelde.

Después de criticar el "pésimo gusto" de las exhibiciones en 3D, cuestión en la que el régimen pretende seguir decidiendo, dijo que el Ministerio de Cultura "está trabajando" en regulaciones.

El organismo, según Rojas, tiene el "convencimiento" de que "se promueve mucha frivolidad, mediocridad, seudocultura y banalidad, lo que se contrapone a una política que exige que lo que prime en el consumo cultural de los cubanos sea únicamente la calidad".

No puedo, pero no dejo

Roberto Smith, presidente del ICAIC, dijo que "los cuentapropistas pueden distribuir los filmes como vendedores de discos, legalmente reconocidos, aunque realizan una actividad ilegal, pues no pagan nada a sus productores por las copias piratas".

"La proyección de 3D por cuenta propia es un proceso en el que aún no hay nada definido y, por tanto, esa actividad no es legal, pero tampoco se toman medidas contra las personas que lo patrocinan. Todo debe estar regido por el principio de la política cultural", advirtió.

En conferencia de prensa, Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, explicó que no existe autorización para la proyección de películas, "sean en 3D o en otro formato".

"En los años 90 se restringió este tipo de actividad por las implicaciones que en ese momento tenían para la seguridad del país, y por la posible proyección de materiales pornográficos, entre otros", dijo la viceministra, apuntando a la causa real del miedo gubernamental.

Feitó Cabrera sugirió que podría implementarse "la posibilidad de descargar las películas de algún servidor". Es decir, un servidor con las películas que el Gobierno apruebe.

Roberto Smith insistió en que el ICAIC "defiende al cine como valor y expresión cultural que no puede arruinarse con la política de mercado, modus operandi de estas salas por cuenta propia".

"Sin ser categórico, diría que no creo que pueda existir un reconocimiento legal a una actividad que viole la política cultural de la revolución, lo que no quiere decir que no pueda haber formas de producción no estatal relacionadas con la exhibición de cine".

Sobre la posibilidad de tener 3D en los cines estatales, Smith dijo que los equipos diseñados para proyectarlo tienen precios muy altos.

"Nuestras salas de cine, por su amplitud, requieren equipos de más calidad y volumen que los caseros. Entonces la inversión es grande y precisa de tiempo y recursos", indicó el presidente del ICAIC.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Ven 1 Nov 2013 - 2:40

http://www.cubanet.org/?p=52057

Censura en 3D


-Aun cuando en el país no se han legalizado los cines caseros en 3D, ya el Ministerio de Cultura les lanzó un ultimátum a sus propietarios para que los contenidos exhibidos en dichas salas estén acordes a la “política cultural del país”.

La caja de pandora la abrió este domingo 27 de octubre el periódico Juventud Rebelde en su reportaje ¿La vida en 3D?, donde se refleja el aumento de estas salas en provincias como La Habana, Artemisa y Mayabeque, a pesar de que aún no existe una licencia que autorice esta modalidad por cuenta propia.

Según el sitio digital Cubadebate el viceministro de cultura Fernando Rojas declaró: “Lo que sí llama la atención es que, como regla, posee un pésimo gusto una parte considerable de las personas que cuentan con bastantes recursos financieros y por ende, con los medios para las exhibiciones en 3D —con las cuales ganan más dinero—, a pesar de que no existe la figura legal que los ampare para poderlo hacer”.

El Ministerio de Cultura dicta el gusto

El viceministro declaró, además, que el Ministerio de Cultura está trabajando en esas regulaciones, porque tiene el convencimiento de que cuando realicen ese ejercicio, saldrá a la luz que en esas decenas de espacios que hay en el país —mayoritariamente en la capital— se promueve mucha frivolidad, mediocridad, seudocultura y banalidad, lo que se contrapone a una política que exige que lo que prime en el consumo cultural de los cubanos sea únicamente la calidad.

Hay quienes consideran que las palabras del funcionario no solamente buscan censurar el contenido emitido por esos cines, sino que son declaraciones públicas ofensivas contra los que poseen dinero. Una línea que no se debiera cruzar, ahora que el trabajo por cuenta propia le abre a ciertos negocios oportunidades de ganancias que antes no existían.

“Es ofensivo que este señor declare que, como regla, quienes tenemos recursos para costearnos la tecnología para un cine 3D, poseamos un pésimo gusto. ¿Qué quieren que les pongamos a los clientes, a Chucha la del comité con sus pujos, o un video clip con cantantes cubanos imitando a los 46, pero cantándole a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR)? Si a eso es a lo que él le llama calidad vamos a tener que cerrar por falta de clientes”, opina un dueño de una sala de cine 3D, quien exige anonimato para no “marcarse”, “pues no sólo se nos ha declarado ilegales públicamente, sino que ya estamos en la mira oficial”.

Para Sandra, una joven de 28 años asidua a los cines 3D, nada de lo que ha visto en esas salas hasta el momento le ha parecido frívolo, mediocre, banal, u ofensivo.

“Voy a cada rato con mi hijo de 7 años al cine 3D, principalmente al que está en Cortina entre Carmen y Patrocinio, en la Víbora. El ambiente es sano y acogedor. Las películas, muy buenas. Mi hijo ha visto allí Madagascar dos veces, y ya quiere que lo lleve otra vez”.

Censura sin límites

Aunque el viceministro afirma que “No obstante, nuestro interés no es limitar estas ofertas, sino lograr que se promuevan, repito, productos culturales de mayor calidad”, resulta conveniente que defina qué entiende él por “productos culturales de mayor calidad”.

A través de los años los cubanos han aprendido lo que significa la “política del país”, ya sea cultural, deportiva, exterior. Es la mordaza que limita todo a los “fines de la sociedad socialista”.

La censura es un mal que apareció en la historia de Cuba cuando dos de sus dictadores, Gerardo Machado y Fulgencio Batista, se sirvieron de ella. Pero la censura sin límites es un mal endémico en Cuba desde que Fidel Castro la institucionalizara el primero de enero de 1959.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Ven 1 Nov 2013 - 2:42

este l'artiCulo citato...
study 

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2013-10-26/la-vida-en-3d/


¿La vida en 3D?



Cines en tercera dimensión se instalan en algunas salas caseras de proyección aun sin que sus propietarios tengan licencia específica para la actividad. El fenómeno abre el debate sobre el vínculo entre adelanto tecnológico, política cultural y desarrollo del cine nacional



La tecnología cada vez quiere naturalizarse más. El espacio entre realidad y creación se reduce. El cine ha dejado atrás el largo por ancho para parecerse al ojo humano. La tercera dimensión (3D) llegó al mundo y ahora camina sigilosamente entre las calles cubanas, sobre todo en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque.

Hasta hace poco la experiencia de usar las «gafas especiales» para acercarse a la magia de una sala oscura era imposible en nuestro país, donde filmes famosos por su formato 3D como Avatar, Las aventuras de Tintín y The Hobbit se exhibieron en los cines sin el añadido de esa tecnología tan sorprendente.

Conversaciones con asiduos a los sitios en que se proyecta el cine en 3D, recorridos por algunos de ellos y carteles que anuncian su existencia en varios lugares públicos, demuestran que, de la mano del trabajo por cuenta propia, estas proyecciones han llegado al país hace varios meses. Discreta y no tan discretamente parecen aumentar los cubanos que se dedican a la creación de novedosas y pequeñas salas para la exhibición de este tipo de películas, aun sin una licencia específica para ello.

Este equipo de reporteros confirmó que muchos de los locales se han improvisado en viviendas, garajes o terrazas particulares reacomodadas para este fin, que cuentan con climatización, pantallas y proyectores de alta definición, y sillas, sofás o lunetas, según el espacio y la capacidad monetaria o la inventiva de cada propietario.

Entre la extensa lista de títulos prevalecen las películas de entretenimiento, terror, infantiles o aventuras, casi siempre de factura norteamericana. Muchas salas funcionan por reservación previa y el usuario tiene la posibilidad de escoger el filme que verá. Cuentan con varias tandas programadas durante todo el día.

Los precios oscilan entre uno y cuatro CUC, en dependencia de las ofertas gastronómicas incluidas, como rositas de maíz, panes y refrescos, la exclusividad del sitio y la competencia con otras salas. También existen casos en los que la tarifa asciende debido al confort.

Mónica Pérez, adolescente de 16 años, quien ha visitado en varias ocasiones un recinto de este tipo, afirmó que desde el primer día la pasó «de lo mejor» y añadió que «en muchas oportunidades es preciso reservar con anticipación por la poca capacidad que tienen y la aceptación conseguida.

«Algo que me impacta es lo novedoso de la tecnología que se utiliza: pantallas grandes, gafas y los personajes que “llegan” a donde uno está. Nos dan la posibilidad de escoger hasta la película cuando reservamos para grupos y, además, tienen ofertas gastronómicas».

Yoel, quien vive en Alamar y tiene su cine 3D, comentó que es un servicio pequeño que ha obtenido buen resultado, aunque hay días mejores que otros. «Los niños y jóvenes son los que más nos visitan. Es una posibilidad recreativa para todos los gustos en este barrio».

Acerca del modo en que dio forma a su instalación y el tipo de licencia que posee para garantizar su legalidad, explicó: «Independicé la sala de la casa y la acondicioné con un televisor de 47 pulgadas, un reproductor de sonido y video, y 20 asientos.

«Compro las películas a personas que las ofertan. Los precios dependen del refrigerio que incluya. La licencia la obtuve como operador de equipos de recreación infantil».

Omar Everleny también ha usado este servicio. «Son cines privados, no tienen otro nombre. En el mundo ya no existen salas como las de nuestro país, con enormes capacidades de butacas. Entre las opciones que ofrecen está el envío de la programación por Internet. También existen ofertas en las que rebajan el precio si asistes con un grupo», contó.

Según explicó el propietario de CinemaReal (otro de los cines que visitamos), también abrió su sala al adquirir una licencia en la que aparece como operador de equipos de recreación infantil. «La tecnología usada no se vende en Cuba. Entonces los cuentapropistas la adquieren a través de amigos o familiares que la compran en el exterior por un valor de alrededor de 3 000 CUC todo el paquete (incluye proyector, televisor y gafas).

«La sala cuenta con climatización, un proyector de 200 pulgadas con tecnología pasiva (la pantalla optimiza el efecto 3D y los lentes polarizados filtran las imágenes) y las gafas —que pueden costar hasta 35 USD cada una—. Tenemos también sonido 5.1, lo que proporciona un ambiente envolvente», dijo.

Además, CinemaReal cuenta con servicio de videojuegos. La tarifa de este entretenimiento es de tres CUC cada hora, con capacidad para cuatro personas. Igualmente adelantaron que pronto crearán la modalidad de membresía, que incluye tarjeta de descuento para los clientes habituales.

La sala El pirata está anexa a un bar. Aunque las características del sitio son similares a las ya referidas, la historia para acceder a él es completamente «diferente» a las anteriores.

La licencia es de un bar-cafetería y el capitán explicó que quien asiste a consumir puede disponer del cine 3D sin pagar costo adicional. Sin embargo, en la publicidad están explícitos los costos de la entrada a la sala solo para disfrutar de las proyecciones. ¿Cuál es la realidad?

En un local arrendado a la biblioteca Enrique José Varona, en el municipio capitalino de Marianao, decenas de espectadores se aglomeran en la puerta de un sitio que desarrolla varias iniciativas. Además de poseer una enorme pantalla de 220 pulgadas y capacidad para 109 espectadores, sus promotores realizan un concurso de talento para hallar jóvenes con capacidad para bailar, cantar o contar chistes.

Ocasionalmente se presentan distinguidos humoristas junto a la experiencia de visualizar en 3D, cuya programación es consultada con la Dirección Municipal de Cultura para que no se proyecten filmes que no estén acordes con la política cultural del país.
Lo que dice el ICAIC

Aun cuando las posibilidades de asistir al cine de las tres dimensiones parecen limitarse a las que ofrecen los cuentapropistas, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) ya ha traído el 3D a sus salas.

Furia de Titanes (2010), del director francés Louis Leterrier, fue la primera exhibición en un espacio público de un filme 3D en cines cubanos, en ocasión del XIX Taller de la Crítica Cinematográfica, celebrado en Camagüey durante marzo de este año.

Solo 20 espectadores por turno (debido a la restricción de capacidades que impone la tecnología necesaria para su proyección), pudieron estrenarse ante la magia renovada del celuloide en sus tres dimensiones.

En un televisor de 55 pulgadas fue proyectada la cinta que, según el sitio del periódico camagüeyano Adelante, contó con gran aceptación y afluencia de público, conformado por invitados de La Habana y otras provincias que fueron a conocer la primicia a Camagüey.

La XII Muestra Joven del Icaic, en su edición de 2013, fue otro momento en que los asistentes conocieron esta tecnología. Las presentaciones ocurrieron en el segundo piso del Icaic y se mantuvieron luego durante mayo, con el fin de aportar financiamiento a la Muestra.

Aunque recesaron en junio en espera de la dispensa del Ministerio de Cultura para cobrar la entrada a más de los dos CUP establecidos, ya en julio recomenzaron con precio de 25 CUP. Cada fin de semana ofrecen hasta tres tandas. Existen 45 capacidades disponibles y la posibilidad de reservar el asiento.

Yumey Besú, productor de la Muestra Joven, ahondó en la experiencia: «Para empezar las proyecciones recuperamos la sala. Se acondicionó con lunetas, alfombra y proyectores como los que pueden usarse en el hogar (3,5 metros de largo y 1,5 de ancho). La estrenamos en abril durante la Muestra y ofrecimos dos películas por día.

«No está arquitectónicamente diseñada para estas proyecciones, porque la pantalla queda a una distancia de tres metros de la primera luneta. Por tanto, el efecto se logra, pero no con la calidad de las salas del Primer Mundo», argumentó.

Roberto Smith, presidente del Icaic, refirió que dicha institución se encuentra en un proceso de reestructuración y que esto significa un cambio del cine cubano como fenómeno de la cultura, aunque sabemos que desborda al Icaic.

«Los cuentapropistas pueden distribuir los filmes como vendedores de discos, legalmente reconocidos, aunque realizan una actividad ilegal, pues no pagan nada a sus productores por las copias piratas.

«El cambio del Icaic incluye transformaciones como la venta de películas y, como nueva modalidad, la exhibición de 3D. Es necesario actualizar la producción, distribución y exhibición del cine cubano, el funcionamiento de las salas, y ver qué nuevos aspectos deben ser reconocidos legalmente y cuáles no.

«La proyección de 3D por cuenta propia es un proceso en el que aún no hay nada definido y, por tanto, esa actividad no es legal, pero tampoco se toman medidas contra las personas que lo patrocinan. Todo debe estar regido por el principio de la política cultural».
¿3d en las grandes salas?

En reciente conferencia de prensa, Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, explicó que no existe una actividad entre las autorizadas para ejercer el trabajo por cuenta propia que contemple la proyección de películas, sean en 3D o en otro formato.

«En los años 90 se restringió este tipo de actividad por las implicaciones que en ese momento tenían para la seguridad del país, y por la posible proyección de materiales pornográficos, entre otros.

«Estudios arrojan que este tipo de actividad es muy puntual en determinados territorios. En el mundo existen experiencias de cómo regularlas, que incluyen hasta la posibilidad de descargar las películas de algún servidor.

«Continuamos realizando estudios para promover la gestión de políticas con respecto a esta actividad, lo que se implementará en el futuro», apuntó.

Roberto Smith, por otro lado, relató también que con la fundación del Instituto se creó una cartelera que enriquecía el intelecto del espectador buscando una transformación espiritual en el gusto y la sensibilidad hacia varias culturas. Existía entonces una variedad, heterogeneidad y equilibrio en la programación, que hacía del cine un elemento enriquecedor, además del entretenimiento.

«La política cultural enfrenta al mercado que exhibe películas que solo reportan intereses económicos. Este fenómeno mundial lo reproducen las salas 3D, donde mayormente se proyecta cine norteamericano, que no es malo pero aporta muy poco culturalmente. No significa censura a esa cinematografía, porque los cubanos tienen acceso a ella a través de la televisión y los cines. Lo que incluye es el rechazo al cine racista, discriminador o pornográfico.

«El Icaic defiende al cine como valor y expresión cultural que no puede arruinarse con la política de mercado, modus operandi de estas salas por cuenta propia. Sin ser categórico, diría que no creo que pueda existir un reconocimiento legal a una actividad que viole la política cultural de la Revolución, lo que no quiere decir que no pueda haber formas de producción no estatal relacionadas con la exhibición de cine.

«Si en un futuro existieran salas de proyección operadas por mecanismos no estatales que ayudaran a lograr más eficiencia, la programación aun seguiría siendo cuestión del Icaic, por la importancia de cumplir con la política cultural trazada», expresó.

Sobre la posibilidad de tener 3D en los cines estatales, Smith argumentó que los equipos diseñados para proyectarlo tienen precios muy altos y nuestras salas de cine, por su amplitud, requieren equipos de más calidad y volumen que los caseros. Entonces la inversión es grande y precisa de tiempo y recursos.

Benigno Iglesias, vicepresidente del Icaic, reconoció que recientemente se hicieron demostraciones de una empresa española en una sala cubana y, aunque se concluyó que dichos gastos no pueden afrontarse ahora en gran escala, continúan las conversaciones para habilitar al menos dos locales pequeños.

Añadió que luego de acomodar la Sala Charlot, en el cine Chaplin, puede que se sume alguna en el cine Infanta, ambas en la capital, en dependencia del equipo que se adquiera, y afirmó que la calidad buscada por el Icaic es superior a la que hoy prolifera ilimitadamente en las salas montadas por cuentapropistas, las cuales no son más que simulaciones de la tecnología original.

«Todavía no tenemos la oferta más indicada ni el financiamiento para ello», reconoció, por su parte, Roberto Smith. «Pero existe una deuda con el espectador cubano que siente el derecho de ver cine 3D».

Y como hacia ese futuro se camina, la producción cinematográfica cubana en 3D ya da sus primeros pasos con la creación de Meñique, primer largometraje en tres dimensiones. La iniciativa pone al universo de los animados cubanos al nivel de los del llamado Primer Mundo, algo que era ya imprescindible y necesario como parte del rescate de un arte donde el país tiene una larga historia.
Lo que ponen en mi cine

Cada día los cubanos visitan menos el cine. Pero no es un fenómeno único de nuestra geografía. La comodidad de los hogares atrapa a más personas en el mundo y la posibilidad de tener «cine en casa» pone cerrojos a la puerta si la salida tiene como destino una sala de cine público.

En Cuba unen también al «imán» del sillón hogareño las más de 4 000 películas anuales que transmiten los cinco canales nacionales. Diariamente la cifra roza las 12 propuestas entre el abanico de géneros y la gama de horarios que permiten escoger y adaptarse, según la situación personal.

A esto se suman, como declara Benigno Iglesias, otras circunstancias que condicionan la asistencia del público: la situación económica, los problemas con el transporte y las condiciones de las salas cinematográficas, que muchas veces no son las mejores y carecen de comodidad en los asientos o presentan problemas con la climatización.

Aun cuando llegan a ser casi 40 veces mayores al costo de una tanda en un cine del circuito estatal, es asombrosa la constancia de los clientes que colman las capacidades de las salas caseras de 3D, que se convierten en una opción tentadora para aquellos que ansían elegir sus horarios, las películas que disfrutarán y sentirse en las mejores condiciones con una «atención placentera».
¿Qué tiene de malo el 3d?

Muchas de las preocupaciones que trae consigo el cine en tercera dimensión están relacionadas con el sacrificio de la calidad artística en favor de la espectacularidad de la forma. La mayoría de las películas con esta tecnología privilegian las escenas grandiosas y efectistas, donde prima el asombro antes del razonamiento y se abunda más en los temas aventureros y de acción que en los dramas que realzan guión e historia.

Sobre estos asuntos Pedro Noa, crítico de cine y profesor de la Universidad de La Habana, comentó a JR que la producción y exhibición de películas hechas en tercera dimensión no es algo nuevo en la historia del cine.

Según el especialista, el invento surgió a mediados de la década de los 50 del pasado siglo, como una de las respuestas del séptimo arte al auge amenazador de la televisión. Aun cuando tuvo que renunciarse a él por su excesivo costo, hoy este cine ha pasado de innovación tecnológica a cotidianidad.

Pedro Noa explicó que su evolución implica a la televisión, al punto de transformarse en una nueva posibilidad doméstica de disfrutar programas, películas o series, mediante el efecto estereoscópico, sin salir de casa.

Opinó que la «democratización» de las tecnologías digitales, y en especial las de tercera dimensión con alcance hogareño, están provocando un efecto muy interesante en las audiencias cubanas, cuyo porcentaje de asistencia a las salas tradicionales está deprimido.

Apuntó que a este desgano de los espectadores ha contribuido, en primer lugar, una inadecuada política de estreno que no puede contra la piratería y los corsarios cuentapropistas, vendedores de todo tipo de audiovisual, contra quienes no existe una legislación que proteja, mínimamente, la exclusividad de un título en manos del único distribuidor autorizado en Cuba: el Icaic.

«La televisión también cuenta en la inasistencia a las salas públicas, porque exhibe cintas antes o simultáneamente que estas. Y más allá se encuentra el deterioro y la menor disponibilidad de cines. Esto incluye no solo las condiciones materiales del inmueble, sino también su razón de ser: la visualización de los filmes», alegó.

Noa reconoció la proliferación de las salas 3D como empresas personales que se arriesgan en este proyecto de inversión y ofrecen otras comodidades al público, que las recibe bien, a pesar de los precios de cine subsidiado que ofrece el país como uno de los logros de la política cultural cubana.

Y entonces llegan las preocupaciones mayores: «¿Triunfará definitivamente el gusto masivo por una filmografía etiquetada principalmente en Hollywood, acompañada por productos televisivos que entronizan la banalidad y el entretenimiento más ramplón? ¿Podrá disfrutar alguna vez el espectador medio cubano de una proyección fílmica con todas las ventajas técnicas que ha logrado esa industria, sentado en la sala de un cine?», se cuestionó finalmente Pedro Noa.
Una cuestión cultural

Fernando Rojas, viceministro de Cultura, declaró sobre este tema que los principios de la política cultural de la Revolución Cubana que rigen las instituciones culturales son los mismos que existen para vendedores de CD-DVD, propietarios de paladares que contratan o invitan a artistas para que actúen en sus establecimientos, para quienes hacen películas, y para los cuentapropistas en general.

Comentó que dicha política debe ser cumplida sin excepciones, porque es para todos: para el vecino del barrio que pone música en su casa, para el que «quema» discos..., independientemente de que ahora sea mayor el acceso a las nuevas tecnologías (porque alguien las compró, se las regalaron o las adquirió ilegalmente) y, por tanto, superiores las posibilidades de que se pueda concebir un «producto cultural» desde los hogares, aunque resaltó que la realidad ha demostrado que pocas veces consiguen esa categoría.

El Viceministro de Cultura consideró que, como algunos están conectados a la tecnología y al mercado, se está dando este fenómeno de la exhibición en 3D, aunque no es algo que se haya generalizado como la venta de CD-DVD, por ejemplo, que se manifiesta de modo más masivo.

«¿Qué hacer entonces: prohibir o regular? Creo que se trata de regular, a partir de una premisa fundamental: el cumplimiento por todos y todas de lo que establece la política cultural.

«Lo que sí llama la atención es que, como regla, posee un pésimo gusto una parte considerable de las personas que cuentan con bastantes recursos financieros y por ende, con los medios para las exhibiciones en 3D —con las cuales ganan más dinero—, a pesar de que no existe la figura legal que los ampare para poderlo hacer», opinó.

Rojas argumentó que el Ministerio de Cultura está trabajando en esas regulaciones, porque tiene el convencimiento de que cuando realicen ese ejercicio, saldrá a la luz que en esas decenas de espacios que hay en el país —mayoritariamente en la capital— se promueve mucha frivolidad, mediocridad, seudocultura y banalidad, lo que se contrapone a una política que exige que lo que prime en el consumo cultural de los cubanos sea únicamente la calidad.

«No obstante, nuestro interés no es limitar estas ofertas, sino lograr que se promuevan, repito, productos culturales de mayor calidad», concluyó.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Dom 3 Nov 2013 - 3:42

Gobierno ordena cierre inmediato de cines particulares



El Gobierno cubano ordenó este sábado el cierre inmediato de pequeñas salas de cine particulares, que desde hace meses funcionaban en casas, pues “nunca han sido autorizadas”, en una nota publicada en la prensa local.
La disposición está firmada por el Consejo de Ministros que preside Raúl Castro, y se refiere a la situación del trabajo por cuenta propia (privado), impulsado por su Gobierno entre las reformas para “actualizar” el modelo económico de la isla.

“La exhibición cinematográfica (incluye las salas de 3D) y los juegos computacionales, cesarán de inmediato en cualquier tipo de actividad por cuenta propia”, indicó la nota, aparecida simultáneamente en Granma y Juventud Rebelde, los dos diarios de alcance nacional.

Esas actividades, “nunca han sido autorizados y se están desarrollando como único servicio y en ocasiones asociados a otras prestaciones, como las vinculadas a servicios gastronómicos”, agregó.

Decenas de salas abrieron en La Habana y otras ciudades en los últimos meses, improvisadas en casas o locales, con la particularidad de que muchas de ellas proyectan películas en tercera dimensión (3D, tecnología ausente de las salas estatales).

Incluso el diario Juventud Rebelde dedicó un extenso reportaje el pasado domingo a estas salas sin criticarlas y señalando que algunas salas estatales se disponen a utilizar la tecnología 3D.

Los espectadores, generalmente niños, pagan entre uno y cuatro dólares por función, tarifa que en muchos casos incluye un refrigerio.

La tecnología usada en esas pequeñas salas no está a la venta en la isla, y por lo general es enviada por parientes y amigos desde el extranjero, por un valor que se calcula en 3.000 dólares.

El texto hace referencia a otra disposición anterior, en la cual se prohibió la actividad de venta de ropa importada por vías no comerciales y de artículos comprados en la red comercial, utilizando licencias para otro tipo de labor.

Señaló que en esos últimos dos casos, se les concede “excepcionalmente” un plazo hasta el 31 de enero para que liquiden sus inventarios.

“Estas medidas son correcciones necesarias para proseguir ordenando esta forma de gestión, combatir la impunidad, exigir el cumplimiento de la legalidad y proteger a los trabajadores por cuenta propia, que en su inmensa mayoría cumplen las regulaciones establecidas”, dijo la nota.

Los trabajadores privados en Cuba aumentaron de 157.000 en 2010 a 442.000 en la actualidad, según cifras oficiales.

Sus licencias comprenden cerca de 200 actividades, de las cuales el Estado quiere liberarse “para concentrarse en lo verdaderamente decisivo”.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Dom 3 Nov 2013 - 3:43

censura kubana:
study 

http://www.aserequebola.net/t4032-chiusura-da-subito-cine-privati-3d#31248

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da arcoiris Dom 3 Nov 2013 - 12:17

Otra cosa típicamente cubana Evil or Very Mad 

_________________
Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Cuba_f10
arcoiris
arcoiris
Admin

Messaggi : 15647
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 44
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Mar 5 Nov 2013 - 3:59

http://www.cubanet.org/?p=52363

Cines 3D y salas de video-juegos, a la clandestinidad



Cines y salas de juegos creados por el sector privado para aplacar el aburrimiento es una muestra de lo que se puede lograr en poco tiempo con la descentralización de la economía. La prohibición del gobierno de estas actividades recreativas, muestra quienes son los que frenan los cambios.

¿Qué es el cine: Arte? ¿Método de colonización cultural? ¿Lavado de cerebro? ¿Entretenimiento?

La mayoría de los espectadores a los que he preguntado busca entretenerse, pasarla bien, pronunciar un “coñooo” cuando la tecnología y el ingenio les muestran algo sorprendente. Al menos, para muchos, ese es el ingrediente sine qua non de “la estupenda realidad que llaman cine”, como diría Ortega y Gasset.

Por otro lado están las condiciones de comodidad ideales para disfrutar de una película. La mayoría de los entrevistados mencionaron una sala climatizada, sillas o butacas cómodas, poder merendar o picar mientras ven la película. Los menos preferían degustar un trago en ese momento.

Esas dos condiciones, pasarla bien y cómodo, las reunían las salas privadas de exhibición cinematográficas en 3D que operaban públicamente, aunque sin una licencia que le permitiera ejercer dicha actividad.

A pesar de que el viceministro de cultura Fernando Rojas afirmó el pasado 27 de octubre de que no se trataba de prohibir este tipo de actividad, sino de regularla, lo cierto es que los cubanos dueños de salas 3D amanecieron el sábado 2 de noviembre con la prohibición tajante de reanudar las exhibiciones.

“La exhibición cinematográfica, que incluye las salas de 3D, así como la organización de juegos computacionales, nunca han sido autorizados y cesarán de inmediato en cualquier tipo de actividad por cuenta propia”, rezaba la nota informativa publicada por el órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba el sábado 2 de noviembre.

Dueños de este tipo de salas, como Ronny, de la Víbora, esperaban que el gobierno le otorgara la licencia para legalizarse, aunque estuviera supervisada por el ministerio de cultura municipal. “He invertido miles de dólares en el negocio. ¿Qué hago ahora con todo ese equipamiento? ¿Cómo recupero la inversión?”

La casa de cultura del municipio 10 de octubre, cita en calzada de diez de octubre esquina a Carmen, tenía entre sus planes contratar el servicio de este tipo de cines para actividades con los niños. Pero con la nueva prohibición nadie se atreve si quiera a hablar del asunto.

“No era una mala idea. A los niños les encantan los animados en 3D, les divierte ponerse las gafas y encontrarse con sus personajes favoritos en esa dimensión. Si lográbamos que alguno de estos dueños de cine 3D accediera a este tipo de intercambio, lograríamos llevar el 3D a un número mayor de niños con pocas posibilidades de ir a una función privada”, declaraba una promotora cultural de la casa de la cultura, quien prefirió el anonimato.

El negocio del video juego

Una actividad menos extendida que el cine 3D, pero que gana adeptos en algunos lugares de la ciudad es el negocio del video juego. El Tecnopremier El Maravilla, un complejo tecnológico por cuenta propia, en la Calzada de 10 de octubre, entre San Francisco y Concepción, ofrece una variedad de servicios informáticos como la instalación de software, reparación de hardware, impresión y digitalización, clases de computación, y una moderna sala de video juegos que funciona las 24 horas, y cuyo encargado permitió fotografiar, aunque declinó ofrecer declaraciones.

A un precio de 20 pesos moneda nacional por hora de juego, la sala cuenta con computadoras conectadas en red para jugar a juegos como Call of Duty, Word of Warcraft, FIFA, y otros. Cuenta también con Xbox 360 con Kinect (Detector de Movimiento Corporal) con más de 30 juegos de esta clase. Todo un set de lujo en comparación a lo que pueden ofrecer los viejos software y computadoras de los Joven Club de Computación.

Con la nueva prohibición, los niños que actualmente asisten a estos lugares—que no son pocos— contarán con un lugar menos para poder jugar los video-juegos que les gustan. Tendrán que volver a hacer colas en algún Joven Club de Computación para acceder a juegos autorizados por la “política cultural del gobierno”, como Gesta Final, videojuego cubano que recrea el periodo de 1956 a 1959, en el que los rebeldes liderados por Fidel combatían en las lomas de la Sierra Maestra.

“Al paso que vamos tendremos que ir a locales clandestinos para poder ver las películas o jugar los juegos que nos gusten”, afirmaba Juan Carlos, un joven de 16 años fanático de los juegos de computadoras.

Para el cubano de a pie, la decisión de prohibir los cines 3D, y las salas de video juegos significa menos opciones de entretenimiento para un pueblo cansado de ver lo que le obligan a ver en salas de cines deterioradas por el tiempo y la ineptitud.

Pero para los soldados del Ministerio de Cultura de Cuba, una institución gobbeliana encargada de velar por la “pureza y calidad” de lo que se exhibe o se juega, la mayor preocupación reside en que “triunfe definitivamente el gusto masivo por una filmografía etiquetada en Hollywood, acompañada por productos televisivos que entronizan la banalidad y el entretenimiento más ramplón”.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Mer 6 Nov 2013 - 2:32


_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da mosquito Sab 9 Nov 2013 - 0:06

http://cafefuerte.com/cuba/8718-ola-de-criticas-y-descontento-popular-por-cierre-de-cines-3d-en-cuba/


Ola de críticas y descontento popular por cierre de cines 3D

El descontento y un alto grado de desacuerdo priman entre los cubanos tras la noticia del cierre inmediato de los cines 3D, decisión tomada por el Consejo de Ministros y publicada el pasado sábado en la prensa oficial.

La medida gubernamental advirtió que tal forma de gestión nunca fue autorizada entre las variantes del trabajo por cuenta propia y por tanto se decreta el “cierre inmediato” de todos los locales que brinden este tipo de servicio. Pero los argumentos de la decisión no parecen convencer ni a los afectados directos -dueños y consumidores- ni a representantes del sector artístico e intelectual en el país.

En una carta pública enviada a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el ensayista Víctor Fowler Calzada manifestó su frontal desacuerdo: “El hecho de que la cantidad de alegría que a diario se manifestaba en los lugares ahora cerrados (salas de video 3D y salones de juegos de computadoras) proviene de miles de personas concretas que allí gozaban de su tiempo libre, mis hijos, mi esposa y yo entre ellas. A estos les ha sido negado algo que, muy rápidamente, aprendieron a considerar como parte del disfrute y a cambio reciben absolutamente nada”.

El derecho a ser banal

Fowler salió al paso a las consideraciones sobre el “contenido banal” de las proyecciones en las salas privadas 3D, expresadas por el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, en un reportaje aparecido en el diario Juventud Rebelde, una semana antes del cierrre ordenado por el gobierno. En el artículo, Rojas fustigó duramente la supuesta trivialidad y falta de calidad de los materiales que se rodaban en tales instalaciones, y propuso revisar la licencia de estos cines y remodelarla, efecto que se extendería a las salas de juegos particulares.

“Ser banal es una más entre las opciones de realización que una sociedad sana tiene para sus sujetos y los individuos poseen todo el derecho a consumir, sin la interferencia del Estado, los productos culturales del nivel jerárquico que así deseen”, opinó el escritor en su misiva a la dirección de la UNEAC.

Una profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana no se quedó atrás.

“El Consejo de Ministros, haciendo uso de las facultad que le están conferidas, y las que se arrogan gracias a nuestro silencio y tolerancia cómplices se dio cuenta, a meses de iniciarse esta actividad que constituía una fuente de empleo y un espacio de sana recreación cultural; que era escandalosamente ilegal y no podía ser regularizada”, escribió la profesora Elaine Díaz en su página de Facebook. “Enclenque… Esa es la única palabra que califica a un país que le teme a la programación de los cines de barrio”.

¿A quién hace daño?

El sentimiento de rechazo a la medida tiene también alta temperatura en los barrios.

“Es un verdadero absurdo, porque no están haciendo daño a nadie y al menos los jóvenes ahí está entretenidos y no en la calle en las manos de la delincuencia. No entiendo qué tienen en la cabeza nuestros dirigentes”, comentó Rodolfo Morell, un soldador particular del municipio Centro Habana.

Benigno Ortega, dueño de uno de los cines cerrados en la populosa calle San Rafael, aseguró que el Estado sabía muy bien de lo que se iban a tratar esos negocios, pues los inspectores revisaron los medios de trabajo con los que se proyectarían los filmes 3D antes de otorgar las licencias.

“Ahora vienen a decir que nunca aceptaron como legal este negocio…donde dije digo, dije Diego, eso es falta de seriedad en el manejo de los trabajos por cuenta propia y falta de respeto al pueblo”, aseveró Ortega.

Tal y como sucedió con la venta de ropa importada, los vendedores de discos y el expendio de artículos de plástico, el Consejo de Ministros autorizó el funcionamiento de estos negocios aún sin aclarar el alcance de los mismos.

“¿Quién me reembolsa ahora la inversión que hice en la remodelación del local y la compra de los implementos para ver las películas y jugar? Por supuesto que eso no es problema de ellos, pero se sirvieron de nuestros impuestos sin falta cada mes mientras no se les metió en la cabeza cerrar los negocios”, se cuestinó Sundred Varona, propietario de un cine 3D y una sala de juegos en la localidad de Guanabo.

No hay propuestas estatales

Uno de los elementos esgrimidos con mayor fuerza entre la población está en la insuficiente y mal creada programación en los cines estatales cubanos, así como el limitado acceso de la juventud a la mayoría de las propuestas de diversión disponibles.

“El gobierno cierra los cines en 3D y las salas de videojuegos, y dice que es porque no es buena la programación ni el mensaje que llega a la juventud en esos locales, pero no tienen a disposición una propuesta que sustituya el hueco que deja el cierre de estos”, comentó Yunier Fusteda, estudiante de 4to año de Sicología en la Universidad de La Habana.

Para él, se trata de “un completo absurdo”: No sé, me parece que lo decidieron gente que no se sienten del pueblo ya”, aseveró el joven.

En La Habana existen alrededor de un centenar de cines 3D, así como salas de videojuegos.

La disposición se une la las llamadas “actualizaciones” de la gestión del Trabajo por Cuenta Propia, que incluye el reordenamiento de los niveles tributarios de algunos negocios, así como el cierre , limitación y modificaciones totales o parciales de otros.

Estas nuevas regulaciones han causado reacciones entre los cubanos, las que hasta el momento han tenido como punto climático una protesta efectuada el pasado 10 de octubre frente al Capitolio de La Habana, protagonizada por alrededor de un centenar de cuentapropistas.

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Cinema particular en 3D...nueva moda habanera... Empty Re: Cinema particular en 3D...nueva moda habanera...

Messaggio Da Contenuto sponsorizzato


Contenuto sponsorizzato


Torna in alto Andare in basso

Torna in alto


 
Permessi in questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum.