Asere Que Bola - A Cuba, esa loca y maravillosa isla
Vuoi reagire a questo messaggio? Crea un account in pochi click o accedi per continuare.
Cerca
 
 

Risultati per:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Chi è online?
In totale ci sono 2 utenti online: 0 Registrati, 0 Nascosti e 2 Ospiti

Nessuno

[ Guarda la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Aprile 2021
LunMarMerGioVenSabDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna

Andare in basso

De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna Empty De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna

Messaggio Da arcoiris Gio 14 Feb 2013 - 10:15

Aunque en un viaje turístico se ven las mejores cosas que ofrece un país, es una oportunidad para analizar la situación actual, en medio de reformas económicas y la persistencia del bloqueo económico de los EEUU.
IRINA SANTESTEBAN
Cuba es un país donde ni aún el turista más despistado, puede mantenerse al margen del entorno político que lo circunda. Porque aunque se visite la isla con el exclusivo propósito de disfrutar de sus bellezas naturales, las diferencias con el resto del mundo capitalista -de donde proviene el grueso del turismo extranjero- saltan a la vista, y es imposible no tener una opinión al respecto.
La amabilidad de los cubanos suele ser ponderada por la mayoría de los visitantes, y es muy cierto. En particular con los turistas, pero también entre ellos, en su trato cotidiano. Se puede decir que los cubanos son "buena gente". Y eso se ve en la calle, cuando uno habla con cualquier persona en un negocio o pregunta sobre cómo llegar a un sitio o dónde comer. Sin perjuicio que, ante la pregunta y la evidente condición de extranjeros de quien interroga, se ofrecerán como diligentes gestores para conseguir un buen "paladar" -pequeñas casas de comida en los domicilios particulares-, todo por una módica propina y siempre en CUC -el peso convertible cubano-. La cortesía del cubano es conocida y reconocida. Y si la turista es mujer, comprobará también la fama de piropeadores de los varones cubanos, aunque jamás incurren en groserías, pues para los curtidos oídos de las mujeres argentinas se tratará sólo de inocentes galanterías.

Un país seguro.
Abordando temas más urticantes, Cuba es un país que no ingresa nunca en las crudas estadísticas de la inseguridad urbana que azotan a las principales ciudades de América latina. Para los opositores al gobierno socialista, esto es así porque el gobierno cubano no da a conocer las cifras oficiales de crímenes y delitos. Pero cualquier turista que haya recorrido el mundo, opina que Cuba es un país muy seguro.
Para Elías Carranza, argentino especialista en temas de seguridad y director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente, "Cuba es el país más seguro de la región". En una conferencia magistral dictada durante la apertura del VI Encuentro Internacional Justicia y Derecho, en mayo de 2012, el funcionario elogió también las conquistas del país caribeño en materia de salud, cultura y deporte y adjudicó su éxito en materia de seguridad al hecho de haber erradicado la exclusión social.
Cuando el ex vicepresidente de Cuba, Carlos Lage dijo en la ONU que "200 millones de niños en el mundo duermen hoy en las calles y que ninguno de ellos es cubano", se estaba refiriendo a la política del Estado cubano de cuidar a los niños desde que nacen, con alimentación, contención, seguimiento a las familias, etc., así como en su educación primaria, en la preparatoria, el fomento a los deportes, el hábito de prácticas solidarias combinando el estudio con el trabajo voluntario en los jóvenes. Recetas que dieron muy buenos resultados en un país que en sus 54 años de gobierno socialista ha enfrentado durísimos desafíos.

Sin redes de delincuencia.
Varias fueron las duras pruebas que marcaron a fuego al pueblo cubano. Desde la invasión armada en 1961 en Playa Girón, hasta el bloqueo económico de los Estados Unidos; el ataque a través de innumerables maniobras de inteligencia que incluyó guerra bacteriológica y atentados contra la vida de Fidel Castro; la caída del bloque socialista en Europa del Este y la Unión Soviética, que provocó el "período especial" con hambre y mil penurias.
En Cuba no hay narcotráfico ni trata de personas ni tráfico de armas, los tres delitos que más dinero mueven en todo el mundo y cuyas redes parecieran imposibles de combatir si nos atenemos a los presupuestos millonarios que destinan a ese fin los principales gobiernos del planeta. Por ello, adquiere una gran importancia el discurso del presidente Raúl Castro en la reciente cumbre de la Celac en Santiago de Chile, donde el cubano recibió la presidencia de esa entidad por un año. En su disertación, Castro explicó cómo se pudo desterrar el incipiente tráfico de drogas que en los años 90 había comenzado a introducirse en Cuba, de la mano del turismo y de paquetes con drogas que llegaban a sus costas luego de ser arrojados al mar por barcos de Colombia, cuando avistaban a las fuerzas de seguridad de EEUU o de México. Para tener éxito, dijo Raúl, hace falta voluntad política y poner todos los recursos del Estado al servicio de ese objetivo, eso es lo que hicieron los cubanos y les salió muy bien. ¿Será que el resto de los gobiernos no han actuado de esa forma?

Reformas económicas.
Dejado atrás el "período especial", hoy Cuba vive otra situación económica, en la que aún con condiciones de vida humildes y austeras, se ven mejorías y mayor poder adquisitivo de parte de los cubanos. Los salarios son bajos, pero también la productividad, reconocen los dirigentes de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). En parte porque hubo un "Estado paternalista" que en su afán de asegurar a todos los habitantes un mínimo de necesidades básicas satisfechas, incurrió a veces en una "igualitarismo desigual". ¿Qué significaba esto? Que no importaba si el esfuerzo y la capacitación era de todos, pues la remuneración era la misma, y eso provocaba malestares y desidia.
Por ello hoy, con una población en situación bastante similar en cuanto a origen y educación, están en condiciones de aplicar la máxima "a cada uno según su esfuerzo", sin abandonar a nadie a la deriva y preservando siempre los derechos de la infancia, la familia y los ancianos.
Las nuevas medidas dispuestas por el gobierno cubano prevén un paulatino desvío de sectores de la economía estatal hacia la privada. A través de pequeños emprendimientos y cooperativas, se permite que algunos servicios y sectores de la producción que antes eran monopolizados por el Estado, hoy pasen al sector privado: peluquerías, restaurantes, granjas agrícolas, servicios de taxi, etc.. Son algunas de las actividades económicas que pueden ejercer los cubanos y tener su propio negocio o empresa, pagando impuestos y respetando los derechos de las personas que tomen como empleados.

Democracia austera.
Hay mucho para contar de una visita a la isla, como el patrimonio arquitectónico y edilicio que conservan desde la época de la colonia, que ha llevado a que tengan ciudades y barrios declarados como Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco. Trinidad y La Habana Vieja, son algunas de ellas, pero otras ciudades como Cienfuegos o Santa Clara, que formaron parte de nuestra visita, conservan casi intacta su tradición en materia de edificios, iglesias, antiguas casas que hoy son museos, etc. Tan lejos de nuestro argentino afán de demoler las "casas viejas" para construir torres de ladrillo visto y vidrio.
Pero como nuestro viaje coincidió con el día de las elecciones en toda Cuba, termino este artículo refiriéndome a su sistema electoral, porque pude verlo en acción el domingo 3 de febrero. Ese día se elegía la mitad de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento cubano y los delegados a las Asambleas provinciales. Desde nuestra llegada y en todas las ciudades que visitamos, pudimos ver la campaña electoral camino a esa importante elección, pues en el sistema de Cuba, la Asamblea es la que elige de su seno, al Consejo de Estado y de Ministros, y éste al presidente de la República de Cuba.

Un sistema diferente.
En todos los edificios públicos y sedes gubernamentales nacionales, provinciales y municipales, estaban pegadas humildes fotocopias, tamaño oficio o hasta A3, con las fotos y el currículum de los candidatos o candidatas por los que se podía votar. El nombre, la edad, la organización a la que pertenecían -si era un Gremio, o la Juventud o el Partido Comunista, la Federación de Mujeres Cubanas, etc.-, y su historia de vida: qué acciones había desarrollado, qué proyectos tenía, si había participado de misiones internacionalistas, o estaba trabajando en alguna iniciativa de interés para la población. Y siempre recordando que el diputado electo no "trabaja" de tal, sino que sigue trabajando en su actividad normal, y su tarea legislativa es "extra" y no remunerada.
El otro hecho asombroso para nosotros, y para muchos países con sistemas electorales que permiten costosas campañas y dudosas prácticas clientelísticas, es que las urnas son custodiadas por niños de la escuela primaria, los pioneros. Cuando el ciudadano introduce el sobre en la urna, levantan la mano y gritan "¡Voto!".
El día de las elecciones todo fue tranquilidad y en los hoteles los turistas se dieron cuenta porque las tiendas abrieron un poco más tarde, pues los empleados debían asistir primero a sufragar. Ese domingo a las 7 de la tarde nos enteramos por televisión que Fidel había votado en una escuela a sólo quince cuadras de nuestro hotel. Un Fidel muy anciano ya, pero lúcido como siempre. Su aparición pública fue una alegría para el pueblo cubano, y ese hecho ratificó el amor devoto que le profesan, muy lejos del odio que pregonan los "gusanos" de Miami.

laarena.com.ar

_________________
De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna Cuba_f10
arcoiris
arcoiris
Admin

Messaggi : 15647
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 44
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Torna in alto Andare in basso

De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna Empty Re: De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna

Messaggio Da mosquito Ven 15 Feb 2013 - 1:49

un "Estado paternalista" que en su afán de asegurar a todos los habitantes un mínimo de necesidades básicas satisfechas, incurrió a veces en una "igualitarismo desigual". ¿Qué significaba esto? Que no importaba si el esfuerzo y la capacitación era de todos, pues la remuneración era la misma, y eso provocaba malestares y desidia.
Por ello hoy, con una población en situación bastante similar en cuanto a origen y educación, están en condiciones de aplicar la máxima "a cada uno según su esfuerzo", sin abandonar a nadie a la deriva y preservando siempre los derechos de la infancia, la familia y los ancianos.

De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna 3507636516De visita en Cuba: país de bellas playas y de gente digna 227329314

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
mosquito
mosquito
Admin

Messaggi : 16420
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Torna in alto Andare in basso

Torna in alto


 
Permessi in questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum.